EL VALOR ARTÍSTICO DE LA PUBLICIDAD

La publicidad creativa es más fácil de recordar y en muchos casos requiere de menor inversión en los medios de comunicación. Claro está, que los niveles de creatividad son diferentes según las categorías de productos.

La originalidad y la producción son fundamentales.

Un anuncio original comprende elementos que pueden ser extraños, diferentes o sorprendentes, que se alejan de lo normal, lo cotidiano, lo común. La atención se centra en la singularidad de la idea. Un buen anuncio muestra experiencias mediante la aplicación de soluciones visuales, verbales o de efecto de sonidos de alto valor estético que lo hacen únicos e inesperados.

Esta dimensión de la creatividad, trae como resultado que los consumidores a menudo conecten con los anuncios desde una perspectiva casi igual a la conexión con una obra de arte, en lugar de un argumento de venta puro y duro.

Un buen ejemplo para valorar su calidad artística e impecable producción son los anuncios de Schweppes

Manuel Allegri Bruzual

Ejecutivo de cuentas